fbpx

10 minutos para un automasaje

“Aprender a tocar el cuerpo es una buena manera de aprender a aceptarlo.” George Downing

Sencillamente explorá, presta atención a lo que el cuerpo te está pidiendo, no hay una forma buena o mala de hacer esto. Es simplemente lo que vos necesitas de vos para vos en cada momento. Tu conexión.

  1. PIES. Unas gotas de aceite en las palmas de las manos de girasol o almendras, algo tranquilo y si te animas le agregas unas gotitas de aceite de naranja o lavanda que son sedantes y relajantes.Comenzá a masajear los pies. La planta con los pulgares en redondo, separando los dedos de los pies…ahhh no es un placer? Seguí por los empeines…Un poco más de aceite en las manos…
  2. TOBILLOS, pantorrillas. Vas haciendo movimientos largos de los tobillos a las rodillas y de las rodillas a los tobillos. Donde haya articulaciones, como las rodillas, hacés movimientos circulares…Se siente tannnn biennn…
  3. MUSLOS también movimientos largos de rodilla a cadera. Vas y venís, venís y vas…
  4. ABDOMEN, te das masajes con las palmas de las manos y vas subiendo hasta el pecho, masajeando en redondito.
  5. ESTERNÓN unos golpecitos con la yema de los dedos y en la cabeza.
  6. MANOS, brazos…ummm delicioso…en los codos y hombros lo  haces en redondo con movimientos circulares como en todas las articulaciones.
  7. ESPALDA. Si tenés a alguien bien dispuesto o dispuesta a darte el masaje en la espalda ya será más que genial, pero sino hasta donde lleguen tus manos será una bendición a la nada misma.
  8. CUELLO pobrecito siempre tan tenso se merece casi la mejor parte no?
  9. ROSTRO siempre con movimientos suaves y circulares con delicadeza ya que te estás haciendo un regalo maravilloso para vos. Sienes, mandíbula, frente, entrecejo. Y el cuero cabelludo masajeate ahí con la yema de tus dedos. Los 10 ni uno más ni uno menos.
  10. RESPIRÁ tres veces profundamente y disfrutá de la experiencia!!!

Namaste,

Vero

foto: Shutterstock.com